Seleccionar página

La música libre de derechos ¿es realmente necesaria? ¿útil?. Muchas veces cuando realizamos alguna actividad en la red, independientemente de si es de carácter comercial o no, solemos apoyarnos en un sinfín de recursos disponibles para poder conseguir con éxito nuestros objetivos. Dentro de los propios recursos, encontramos unas normas básicas para cada uno a cumplir si nos hacemos con ellos.

La música es un recurso indispensable cuando realizamos proyectos audiovisuales. Encontrar la idónea que se adapte a nuestras necesidades es fundamental. Lograr dar con música libre de derechos para apoyarnos siempre es una muy buena opción desde varios puntos de vista: cultural, colectivo, ético. Continúa leyendo y entérate porqué.

La importancia de la música libre de derechos para los artistas

Si somos artistas musicales, tenemos la opción de escoger qué tipo de licencia queremos asociar con nuestra canción. Los contenidos creados bajo el llamado copyleft, suelen generar expectación en los usuarios, en nuestros fans ya que implícitamente existe una asociación de pensamientos que acarrea este tipo de licencia en tanto la propia distribución libre de la cultura. Esto, produce confianza y seguridad por quiénes disfrutan de nuestro trabajo, además de una toma de conciencia sobre la problemática existente de la descarga fácil de música por Internet.

Lo de las diferentes normativas se ciñe al ámbito propio de los derechos de autor. Esto significa que si utilizamos contenido de tipo copyright debemos pagar o notificar al dueño de dicho contenido escogido si deseamos utilizar el recurso. Además, el contenido con este tipo de licencia no se puede distribuir ni modificar aunque se pague por ella.

Por tanto, la alternativa a ello es el copyleft, es decir, al contrario que el copyright, si que se permite una redistribución siempre y cuando dependiendo de las vertientes de licencias escogidas sí se cuenta con atribución y mención al autor creador. Esto beneficia a la distribución así como a la propia promoción del autor.
Idóneo para ambientar lugares públicos, hilos musicales de videos y presentaciones, la música libre de derechos es una música libre.

El copyleft es un tipo de instrumento jurídico en el que el recurso que ampara resulta ser de carácter público. Esto beneficia a la distribución así como a la propia promoción del autor dándole un valor añadido mencionado anteriormente de confianza y seguridad.

Algunas de las licencias Creative Commons tienen solo algunos derechos reservados, por lo que deberás prestar especial atención sobre atribución, fines comerciales, etc.

No necesariamente tiene porqué ser gratis si estamos hablando de «libre» o «free». Existen recursos gratuitos en su totalidad pero también existen otros por los que deberás pagar una licencia.